lunes, 25 de julio de 2011

Vació emocional del Amor

 ¿Cuantas veces nos hemos jurado no volver a caer en la trampa infalible del amor? Ciertamente muchísimas. Es típico después de una decepción amorosa  resignarnos a estar solos de por vida; en ocasiones decidimos esperar a que esa persona vuelva cosa que el 90% de las veces no cumplimos dependiendo claro de la forma en la que piensa del individuo. Por otra parte suele pasar que te vuelves una persona fría con una personalidad que obviamente tu mismo te inventas con la idea de no volver a ser lastimado, MENTIRA con esas actitudes esa llaga jamás  se cicatrizara, pues tu cerebro te recordara a diario los sucesos ocurridos y las razones por las cuales estas así. Propio del ser humano desesperado: ¡Cuando nos da por buscar el consuelito en otros brazos y terminamos lastimando a nuestro tercer amigo! Sucede cuando nos cansamos de esperar o simplemente nos falta esa dosis de cariño  vital para seguir riendo, como todo acto que a diario realizamos tiene  una o muchas  trascendencias.
  En algunos casos se llega a un punto en el cual no razones de ninguna manera, te aferras a algo que no tiene base por ningún lado, pero que mas da,  es tu única esperanza de salir viva(o) de ese dolor sin darte cuenta que a tu alrededor hay un mundo maravilloso esperando por ti.
      Y finalmente cuando la esperanza es poca pero el amor es mucho, no importa lo que hagas ni con quien estés tu necesidad de estar con esa persona puede mas que el orgullo o la supuesta dignidad que de igual forma también te inventaste para no perderte en el abismo de la depresión. Caer es de Humanos, Levantarse de valientes, volver a caer de estúpidos y seguir callendo es AMOR. ;)
 En todos y cada uno de  estos casos sientes un VACIÓ EMOCIONAL. 


Pensar: (Nadie me volverá a lastimar)
Actuar: ( Ser una miércoles )
Cagarla: (Darte cuanta al mes que sigue igual que cuando empezaste, no reprimas lo que siente
s)

No hay comentarios:

Publicar un comentario